Ensayos de imanes

Para facilitarle al máximo la selección del imán más adecuado y, a la vez, para poder garantizar su calidad, decidimos realizar la medición de la fuerza separadora en todos los tipos de nuestros imanes. La fuerza separadora significa la fuerza que es necesaria para la separación del imán de la placa metálica (placa de acero de 10 mm de espesor). ¡La fuerza separadora la medimos realmente – no utilizamos cálculos aproximados!

Pruebas de los imanes

Hemos equipado las barras con imanes de SmCo, térmicamente muy resistentes, para la manipulación de los objetos con alta temperatura. ¡Dichos imanes tienen una potencia casi comparable con los imanes de NdFeB, pero su resistencia térmica es hasta de 350 °C!

Laboratorio de ensayoEl ensayo se efectúa de manera que sujetamos el imán a la placa de acero, construida de acero de construcción de la clase 11, con un espesor de 10 mm. La placa es idealmente plana y pulida. Por medio del aparato de ensayo aumentamos progresivamente la fuerza separadora hasta el momento, en el cual se produce la separación del imán de la placa de acero. Registramos la fuerza, con la cual se produjo la separación del imán. Repetimos las pruebas tres veces por razón de una objetividad máxima y para el cálculo de la fuerza de desprendimiento usamos el valor más bajo obtenido por la medición.

Mediremos también sus imanes

Advertimos que, cuando se disminuye el espesor de la placa de acero, baja la fuerza separadora del imán – se trata de una característica natural del magnetismo.

También ofrecemos la medición de la fuerza separadora (según su deseo también la inducción magnética) de sus imanes, lentes magnéticas, imanes para carga y de otros aparatos magnéticos. ¡Disponemos de varios aparatos de ensayo y por eso somos capaces de medir la fuerza separadora en un intervalo de 0 a 200 kN (que corresponde aprox. a 20.000 Kg)! Para su información 10 N = aprox. 1 Kg.

¿Quiere usted ensayar con los imanes?

Póngase en contacto con nosotros. Estamos dispuestos a ayudar al máximo a cada cliente.

Acordar el ensayo